Mini Apartamento en Estocolmo

Despedimos la semana con un mini apartamento de 35m² situado en Estocolmo, donde los pocos metros han sido bien aprovechados a base de un diseño abierto con todos los ambientes conectados creando un espacio luminoso, acogedor y de claro estilo nórdico.

El salón, que se conecta con el comedor y la cocina directamente cuenta con elementos ligeros y una combinación basada en el blanco y el gris que cobra vida con una preciosa y colorida alfombra patchwork de tonos alegres que enmarca la zona de comedor que tiene un toque moderno con las sillas tolix metalizadas. La televisión ha sido puesta en una pequeña mesita con ruedas, lo cual facilita su movilidad en función de las necesidades, permitiendo tanto ponerla donde queramos verla como donde no moleste cuando necesitamos el espacio… una solución acertada!!!

Miniapartamento Estocolmo - Salon

La cocina es un rincón muy completo y con muchísimo almacenaje oculto que facilita que sea un espacio “siempre presentable” 😉 El blanco la hace muy luminosa y además cuenta con espacio suficiente para resultar cómoda.

Miniapartamento Estocolmo - Cocina comedor Miniapartamento Estocolmo - Detalles Miniapartamento Estocolmo - Entrada hall a salon Miniapartamento Estocolmo - Entrada hall

La pared del sofá se ha revestido con un papel de rayas verticales en blanco y beige al igual que la pared del dormitorio para dar una continuidad visual al espacio aunque esta estancia esté discretamente escondida tras el tabique que sirve de “apoyo” al sofá.

Miniapartamento Estocolmo - Acceso dormitorio

Como vemos aquí la cama cuenta con un original diseño que permite una zona de almacenaje oculto, algo esencial en los apartamentos de pocos metros. Parece que el colchón vuela sobre una estructura que se queda “corta” resultando extraño a la vista jeje, pero tiene un aspecto acogedor y cálido gracias a unos acertados textiles basados en tonos blancos y marrones, perfectamente acordes con el papel elegido para adornar la pared sin necesidad de utilizar elementos que sobrecarguen el ambiente sin necesidad 😉

Miniapartamento Estocolmo - Dormitorio

Vía

Una vez más comprobamos que con un poco de creatividad y buen gusto, los pocos metros no impiden tener un hogar donde no falte nada y además resulte acogedor, bonito, agradable y donde apetece estar. Basta buscar soluciones con un poco de paciencia y los pocos metros se convertirán en un espacio maravilloso para vivir.

Espero que os haya gustado y os deseo un gran fin de semana!

MariAngel

Leave a Reply