Cálida modernidad

Volvemos después de estas fiestas con una vivienda cálida y moderna que me he encontrado en la Revista Nuevo Estilo y me ha conquistado. Se encuentra en el Barrio Gótico de Barcelona, 130 metros cuadrados que han sido renovados por Tobias Laarmann y Yolanda Yuste, integrantes del estudio YLAB, con una reforma que, según los diseñadores, han creando nuevas conexiones espaciales y visuales. Se mantuvieron los elementos originales, como los techos tradicionales catalanes con vigas de madera y arcos de bovedilla o las carpinterías exteriores con contraventanas de madera, pero se buscó que no resultaran las predominantes del espacio».

Los acabados, tanto por los materiales en sí como por las tonalidades elegidas (dorado, madera, blanco y negro) crean una vivienda cálida, serena y donde la elegancia se respira en cada rincón.

La simplicidad de las líneas es un elemento clave en este proyecto.

En la cocina, las paredes se panelaron de madera de pino teñidos, dando continuidad a un espacio visualmente agradable donde se ha sabido crear un contraste acertado aportando luz y evitando que visualmente resultase sobrecargado.

Ya en el salón disfrutamos de un diseño moderno y cálido basado en las sencillez y el uso de colores neutros terrosos, que en contraste con el blanco (como telón de fondo) dan lugar a un espacio más que acogedor a pesar de sus dimensiones.

Con una iluminación de cierto carácter industrial, este salón añade un punto extra en su diseño.

El acceso al dormitorio me parece adorable. Una puerta corredera de vidrio y perfiles negros da acceso a un dormitorio que recuerda a las casas mediterráneas que en otras ocasiones hemos visto y que resultan tan atractivas.

Nuevamente la sencillez en la decoración se palpa en este ambiente donde los tejidos ligeros y en tonos arenas y grises se hacen con el protagonismo junto a un cabecero de espejo con acabado envejecido. Esto es lo que ayuda a crear un espacio cálido, fresco, ligero y entrañable.

El baño se revistió de tableros con acabado en alto brillo para ocultar el almacenaje. Se repiten los suelos de cemento pulido y el blanco marfil para dar continuidad a través de todas las estancias de esta vivienda.

Fotografías: Jordi Canosa

El diseño de esta vivienda es exquisito. Elegante, moderno y cálido. Buscando la continuidad visual entre las diferentes estancias y ambientes en que está dividida y con una decoración sencilla que una vez más, nos muestra como no hay necesidad de demasiados detalles decorativos si hemos elegido bien los elementos principales de nuestra casa (muebles, tejidos, colores e iluminación) 🙂

Espero que os haya gustado esta forma de comenzar el año en el blog 😉

Feliz lunes!!!

MariAngel

Leave a Reply